lunes, 2 de enero de 2012

Capítulo 36: "Alemania" (Completo)



 El helado se derretía en manos de Pía mientras se concentraba en la conversación con su ídolo. Ahí estaba él, con los ojos delineados, el pelo bajo una gorra y hablando tan rápidamente que de no ser porque Pía no le quitaba atención, no habría entendido nada.
-Y así fue nuestro primer concierto- finalizó él con una sonrisa que deslumbró a su amiga- creo que nunca lo podré olvidar.
-De seguro que no- respondió ella sonriente- algo así no se olvida aunque pasen mil años.
-Exacto- Bill miró la mano de su amiga y comenzó a reír- Pía, tu helado...
 La chica siguió la mirada de su acompañante y pudo percatarse del problema. Antes de siquiera reaccionar ya estaba completamente colorada.
-¡Ay Bill! Soy una boba- exclamó con voz trémula y confundida al ver tal desastre en su helado y mano, no sabía por donde empezar.
-No te preocupes- Bill la miró con ternura y una idea cruzó por su mente- yo te ayudo.
 Pía intentó objetar pero él le arrebató el helado de las manos antes de que pudiera decir nada y comenzó a pasar su lengua suavemente por todo el contorno del cono. Ella no supo que hacer.
 Ante su mirada no estaba aquél amigo que tanto añoraba, estaba sino, el más claro reflejo de un arcángel caído. Ese arcángel que la miraba como un niño travieso mientras continuaba con su tarea, mientras ella se perdía en la imagen del helado derretido contra su lengua y pircing.
 Bill se percató de la mirada confundida y perturbada de su amiga y detuvo su labor ante un nuevo y absurdo temor.
-¿Te da asco que saque así tu helado?- preguntó confuso ante la probabilidad de que su amiga fuese de las personas que no pueden ni siquiera mirar la saliva ajena.
-Claro que no- afirmó ella luego de un tanto que tardó en volver a la realidad- no hay problema.
 El sol se alzaba ante ellos, llenándolos de su calor. Pía seguía perdida en los movimientos de quien estaba frente a ella y apenas podía responder a algunas preguntas que él soltaba de vez en cuando.
-¿Puedo hacer algo?- preguntó Bill cuando ya había acabado de "limpiar" el helado de Pía y entregándoselo nuevamente a ella.
-¿Algo como qué?- dijo ella en respuesta sin alzar la vista del helado que tenía en las manos... de tan solo imaginar que había estado entre los labios de su amado...
-Come el helado y luego vamos a ir a un lugar.
 No dijo nada y comenzó a comer el helado con prisa para poder descubrir pronto ese "algo" que Bill tenía en mente.


 El parque de diversiones era uno de los sitios favoritos de Gustav desde que tenía uso de razón. Podía subir mil y un veces a los mismos juegos y seguía feliz, pasión que compartía con sus compañeros de banda.
-¿Un parque de diversiones?- Carmen sonrió feliz mientras veía el lugar al que acababan de llegar- creo que es algo... tierno- suspiró aún manteniendo la sonrisa- eres tan adorable siempre, Gus.
 El chico recién nombrado se apartó de su novia unos pasos porque sabía lo que vendría después de esa frase y, pese a los pasos de diferencia, según lo que él predijo, Carmen se lanzó a sus brazos en gesto de abrazarlo pero acabó con ambas manos en las mejillas de Gustav.
-Otra vez... ¡No!- gritó él intentando parecer serio pero no podía, no frente a esos ojos color ámbar.
-Oh si- sonrió con malicia ella, y procedió a apretar ambas mejillas con algo de fuerza, no excesiva.
 Aquel gesto los había acompañado desde que eran amigos y ya Gustav sentía que había perdido un poco la sensibilidad en la cara de tantos apretones, pero no importaba si eso hacía feliz a su novia.
 Apenas fue liberado de ese agarre, Gustav tomó a Carmen de una mano y corrieron al interior del lugar como dos niños pequeños.
-Comencemos con uno acuático- sugirió Carmen de inmediato.
-No, una montaña rusa o algo más movido... el agua para el final- contradijo Gustav y ahí comenzó una discusión entre risas y bromas, nunca se habían enojado en serio.
-¿No es Pía aquella chica?- Carmen interrumpió la "discusión" para señalar a una chica de cabello castaño que se paseaba por otro extremo del parque con alguien alto, muy alto.
-¿Y ese es... Bill?- añadió sorprendido Gustav.
-No, esto no puede ser- rieron ambos- ¿Los seguimos un rato?- propuso ella y no hablaron más, el juego se había transformado en una persecución
-¿Y si hay fans tuyas?- preguntó nerviosa, Pía, mirando de un lado a otro sin cesar.
-No me reconocerán, estoy camuflado- aseguró él levantándose un poco las gafas para guiñarle un ojo.
-Pero... y si nos ven ¿qué haremos?
-¿Correr, no?
 Pía no se sentía segura porque no quería terminar en las mismas condiciones que su amiga, (tu nombre). Si alguien los veía, sacaría una foto, iría a los programas, la vería todo el mundo y su intimidad hasta ahí llegaría, no, eso no.
 Pero por otra parte, su mayor anhelo era complacerlo, poder borrar todo aquello que lo había hecho llorar, todos sus miedos... y si para eliminar sus miedos era necesario olvidar los propios, lo haría.
-Bueno- sonrió resignada- solo por ti.
 Comenzaron a recorrer el lugar, muy juntos, comentando los juegos que veían, descartando algunos y votando por otros.
-¿Vamos a ese juego que gira?- propuso él en modo de pregunta, analizando la reacción de su amiga. Temía que fuese miedosa y se sintiera obligada a subir.
-¡Vamos!- explotó una hermosa sonrisa en su rostro y Bill tuvo que tomarse unos segundos para reponerse de la sensación de ternura que sentía. Quizás Pía le recordaba un poco a (tu nombre), en lo energética.
 Desde detrás de unos juegos de niños, Gustav y Carmen observaban la escena, susurrando a ratos, ordenando otras veces... casi les decían que hacer, aunque obviamente no los escuchaban.
-Vamos Bill, coge su mano- Carmen cogió la de su novio como simple reflejo al soltar esas palabras y él se sonrojó un poco.
-¿No crees que estamos espiando demasiado?
-No es nada- indicó ella dedicándole una sonrisa- no creo que sea delito ni nada... además es su culpa por no avisarnos que salían juntos.
-¿Realmente estarán saliendo?
-¿No viste como se miraban? Ahí hay algo, Gus.
 Gustav la miró con ternura, ella era a quien había buscado por tanto tiempo. Alguien que lo llevara a hacer cosas que antes no hacía, con un espíritu que lo contagiaba. No pudo ni quiso evitar besarla, era suya.
-Te quiero- susurró el algo avergonzado, no estaba acostumbrado a ser tan abierto.
-Yo también Gustav, desde siempre- Carmen le devolvió otro beso y entre esas muestras de cariño, perdieron de vista su objetivo.
-Pero... ¡Ah, rayos!- bramó Gustav algo molesto- ya no los sigamos... mira, se han ido, al final no subieron a ese juego...
-Ya no importa, mejor disfrutemos nuestra tarde.
-----------------------------------------------------------------
 By Bill.
 Los juegos de agua eran mis favoritos, por ende, pese a que habíamos elegido uno giratorio, cambiamos a uno bien mojado porque hacía un calor de locos.

 Pía caminaba a mi lado, con cautela, mirando siempre al rededor y con las gafas de sol puestas como armadura. Parecía hasta que confiaba en ellas ciegamente, como si fuesen un escudo protector o algo por el estilo.
 Estaba seguro que ella preferiría salir corriendo de ese lugar en cualquier momento pero algo la retenía  y eso me intrigaba.
-¿No importa si te mojas?- dio un salto cuando hablé y eso me causó algo de risa, pero la intenté disimular.
-Eh... no, no importa- rió un poco- ¿el agua no hace daño, cierto?
-Creo que no, ¿por qué?
-Porque...- comenzó a moverme poco a poco hacia la orilla. Tomó mis dos brazos y en cierta parte me aprisionó. Pude ver en sus ojos una chispa de maldad- ¡Ahora te mojarás un poco!
 Antes de poder reaccionar bien, ya estaba cubierto por una delicada capa de agua que caía de algo colgante, unos tubos.
 No pude hacer nada para evitarlo pero apenas ella me soltó, la envolví en un abrazo y ambos quedamos bajo el agua. Eso era venganza.
-¡Ay, no, no, Bill, no!- Pía se retorcía con poca fuerza entre mis brazos.
-El agua no hace daño- le recordé entre risas y ahí nos quedamos un par de minutos.
-Mira lo que has hecho-  aunque estábamos empapados, ambos reíamos- ¡La broma no era así!- Pía intentaba mostrarse enojada pero no podía.
-Ya no importa, vamos a un juego.
 Comenzamos a caminar muy juntos, ambos empapados y sonrientes, y no pude evitar tomar su mano. 
 Pía, que se había quitado las gafas, me miró confundida y no supe que hacer para tapar el reciente impulso que había tenido así que comencé a correr, jalándola conmigo.
-¿Qué haces?- preguntó con la respiración entre cortada por el esfuerzo de seguirme el ritmo a la fuerza.
-Corro.
-¿Y por qué?
-Ni idea, solo corramos.
-------------------------------------------------------------------
By (tu nombre)
-Tom, mañana me voy- anuncié mientras me alisaba el pelo frente al espejo, él estaba deshaciendo sus trenzas mojadas.
-Lo sé- dijo en voz neutra.
 Esperé algo más que dijera, o algo que se me ocurriera a mi pero no pasó nada, solo seguimos cada quien con sus tareas.
 Pensé que ya había jodido la tarde entera con mi super comentario estúpido, si (tu nombre) eres una estúpida, pero Tom al parecer intentó olvidar mis palabras.
-Esta tarde vamos a ir a un lugar especial- informó desde el baño mientras yo me maquillaba lo poco y nada que solía hacer.
-¿A dónde?- pregunté como acto reflejo, parte de mi sabía que no lo diría.
-No te lo diré- presumió asomándose por la puerta del baño, con sus comunes trenzas ya disueltas, al parecer, ese día iría con el pelo natural.
-¿Y qué harás con tu pelo?- Me acerqué con curiosidad, pocas veces lo había visto así.
-Una gorra,con un paño atrás, nadie lo notará- sonrió con su cara provocativa de siempre y se volvió a encerrar en el baño, no sin antes robarme un beso.
 Este chico me tenía mal, muy mal, y no sabía que pasaría cuando volviese a (tu país). 
--------------------------------------------------------------------
By Bill
 Pía me seguía recordando a (tu nombre) en los gestos, cuando se sonrojaba, en lo activa... pero tenía algo más que la diferenciaba.
-Pía, ¿usas lentes de contacto?- pregunté inquieto, con la duda asomada en mi cara.
-¿Y crees que usaría lentes de contacto cafés?- respondió medio en broma.
-Uh... buen punto pero...- me agaché hasta quedar de su estatura- es que tus ojos son muy lindos... tienen como, diseño, no sé- la miré más detenidamente- tienen puntitos...
-Son lunares, mi mamá también los tiene- dijo algo sonrojada.
-Me gustan- afirmé luego de un rato, mientras subíamos a una montaña rusa.
 Ella no hizo más comentarios, solo nos sentamos y apenas el juego se comenzó a mover, me tomó la mano. No alcancé a hacer nada más que apretarla pues de inmediato salimos disparados.
 El cielo pronto se encontró al alcance de mi mano, tan cerca que me pareció todo irreal. Sentía el aire en mi rostro, tenía frío, un poco, pero había algo que me mantenía cálido dentro de todo el frío que me rodeaba. Era ella, era su mano aferrada con confianza a la mía. Ahí descubrí que ella sería algo fundamental en mi vida, la necesitaba para volver a brillar.


------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Hola :D
He vuelto luego de tanto tiempo. Aún me duele la mano pero es más soportable, además, no aguantaba las ganas de escribir y acabar con esta historia.

Espero que hayan pasado unas lindas fiestas con sus familias. Feliz año nuevo c: <3 Ojalá este año esté lleno de cosas lindas para ustedes y sus familias.
Eh... bueno, eso. Ahora subiré más seguido, ya no falta nada para acabar y ya tengo otro fic comenzado [lo escribí a mano cuando no podía hacer nada jaja]
Gracias por esperar tanto tiempo, de verdad, gracias.
Las quiero chicas c: <3

5 comentarios:

  1. Óh, morí de.... TERNURA CSM *-*
    Es que... es que... ahhhhhhhhhhhh :x
    Bill qlo tierno ;-; ♥
    Tom qlo tierno y rico ;-; ♥
    Gustav qlo rico, tierno, cachetón, hermoso & etc ♥.♥
    kllñgksñg, Sigue, & tienes que seguir>:c
    Te Adoro Estefi♥.

    Atte; obvio, quién más :z Carmen;♥.

    ResponderEliminar
  2. Saludosss!, coloque talca y me apareciste tu eris de mi colegio :D

    cuidate!!!

    ResponderEliminar
  3. awwwwwwqww regresesasteeee..!! :)

    sigeulaa esat genial .. oajal que bill me oplvide hahaha

    FELIZ AÑOOOO suerte
    sube prontooo *.*

    ResponderEliminar
  4. ESQUE LO AMEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE ....ESA PÍA ES TAN SECA <3
    fhlkjzhndbvskzdbhk xd ...
    hablando seriamente boni capi C: jajajajajaja
    ME ENCANTO <3
    ademas describiste mis ojitos *W*
    jajajaja te adoro tonta
    HAPPY NEW YEAR

    ResponderEliminar
  5. eh!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    Bill se queda con Pia
    Bill se queda con Pia
    Lo presiento !! ♥

    ResponderEliminar